x Santiago Tavella.

Transiciones x

Agradables enredos.

Hay varias puntas que salen de la madeja de las pinturas de Yamandú Cuevas y que nos invitan a enredarnos en el entramado de significados y sensaciones que nos provoca.

Uno de estos hilos está vinculado a la práctica cotidiana de la creación, así como hay artistas que pasan por períodos dedicados más a la meditación que a la acción en este caso nos encontramos frente a un creador que se complace en la práctica diaria del dibujo y la pintura como forma de disfrute cotidiano y de simbolización de su existencia. Esta cualidad nos lleva a otro de los hilos que nos tientan a dejarnos atrapar en su juego, que es la dimensión lúdica de su propuesta, originada tal vez en los dibujos que según nos cuenta hacía en su infancia, dibujos en los que iba desarrollando historias que iban reestructurando el dibujo infinidad de veces, como una manera de prolongar el uso que le daba al escaso papel con el que contaba. De acuerdo a esta orientación podríamos vincular su trabajo al de maestros modernos como Miró o Klee, en los cuales estos aspectos lúdicos son preponderantes, pero también surge claramente una relación con artes populares tales como el cómic o la caricatura donde esta dimensión también es protagónica.

Otro elemento que puede resultar atractivo en su trabajo pero que a su vez puede generar prejuicio es lo agradable de su manejo de formas y colores. El prejuicio puede provenir de una combinación de kantianismo trasnochado – en definitiva para que algo sea bello no tiene por qué ser desagradable – y de cierto uruguayismo amante de la sobriedad y la contención rayano en el aburrimiento.

Pero en esta muestra no solo vamos a apreciar a las pinturas como un elemento autónomo sino que el artista nos invita a apreciarlas en un contexto nada neutro, el Bar Paysandú, propuesto como lugar para esta y otras futuras muestras de artistas uruguayos representados en los EE.UU. por The Bohemian Gallery. El espacio de este bar se encuentra sin duda en el extremo opuesto al cubo blanco y neutro en donde los artistas buscamos mostrar nuestros trabajos, olvidándonos en general de que no existen espacios realmente neutros y que si no sabemos hacer una propuesta de cómo jugar en un espacio muy contaminante difícilmente seamos capaces de hacerlo en un espacio supuestamente neutro.

Por lo tanto queda hecha la invitación a dejar de lado los prejuicios y empezar a tirar de las hebras que salen del ovillo, con el agradable riesgo de quedar enredados en el universo de las propuestas de este artista.

Santiago Tavella.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s