Diplomado

Demasiadas veces me preguntan cuánto tiempo me lleva hacer un collage, un dibujo o una pintura. La pregunta casi siempre me fastidia, porque me resulta imposible saberlo. Por eso casi siempre respondo: Uf!

Cuando estoy pintando, poco antes de abandonar y toca limpiar pinceles juego a manchar papeles. Al final, siempre alguno me gusta y lo guardo para algo en un cajón donde poder olvidarlo. Otra veces -si llueve, mejor- recorto imágenes de libros y revistas y al final también las guardo. No en el mismo cajón, pero sí en uno cercano donde supongo que van las cosas que no son papeles pintados. Otros días, caprichosamente, algunas de esas cosas salen de los cajones y empiezan a dar vueltas por alguna mesa de trabajo. Si tienen suerte, si tengo suerte, sucede algún encuentro prometedor. En este caso el sillón, el mono y el fondo llevaban juntos un buen tiempo sin que sucediera nada. Salían del cajón, volvían, se quedaban a dormir ahí un buen rato y así hasta que hoy, que por accidente me volví a encontrar con ellos, aburrido ya de esta cuestión, decidí meter todo a la computadora a ver si pasaba algo. Y pasó. Que me surgió una pregunta y que encontré unas alas que vinieron a ofrecerme la respuesta que me ayudó a terminar este collage, en la misma cantidad de tiempo que un naranjo tarda en dar una fruta acabada, redonda y dulce.

Monito

La clase pasada propuse hacer un collage con material tomado de una sola revista y en formato postal. Más precisamente de viejos fascículos de la famosa Enciclopedia de los animales Salvat (todo se transforma). Rara vez hago collage en el taller (soy el docente) pero el jueves pasado, estuvo todo tan tranquilo, que probé y bueno. Apareció este.

.

Vespa

Collage analógico. Fondo hecho por Manuela De León Cuevas, A4 / 28 de marzo / 2021.


Este collage nació en la Libreta Rosa pero tuvo que salir por loco y salido de tono. Ya fuera, necesitaba un soporte donde poder ser cuando “apareció” esta pintura que Manuela hizo hace unos días en el taller. Así que se la pedí prestada y acá está. Gracias Manu.

“Fragmentos de un discurso amoroso”.

500-anos

Collage (técnica mixta sobre papel) 16,5 x 11,5 cm.
Yamandú Cuevas. Colección Cristina Bonilla.
.
“El trayecto amoroso parece entonces seguir tres etapas (o tres actos): la primera e instantánea, la captura (soy raptado por una imagen); en seguida viene una serie de encuentros (encuentros personales, llamadas telefónicas, cartas, pequeños viajes), en el correr de los cuales exploro, extasiado, la perfección de ser amado, o mejor, la adecuación inesperada de un objeto a mi deseo: y comienza el tiempo de la dulzura, y el idilio” *
.
*Roland Barthes.
.